WOMAD Cáceres

Más de 25 años hace WOMAD, el festival de las músicas y las artes multiculturales, mezcló para siempre su espíritu inquieto y mestizo con la naturaleza abierta y acogedora de las tierras cacereñas. Han sucedido muchas cosas en todo este tiempo, sin duda: más de 500 horas de espléndida música en directo, cientos de artistas emergentes y consagrados, un centenary de formaciones extremeñas en escena, decenas de talleres y de encuentros gastronómicos, lecciones de danzas llegadas desde latitudes remotas… Pero lo que ninguna estadística podrá nunca capturar es el poso de lo vivido y experimentado, el recuerdo indeleble de tantas gentes descubiertas, emociones compartidas y noches que habríamos soñado con prolongar hasta el infinito.

El término WOMAD proviene de un acrónimo inglés, “Mundo de músicas, artes y danzas”, pero en realidad se ha introducido en nuestros diccionarios particulares como un sinónimo de tolerancia. Una fiesta de colores múltiples, un estallido de sonidos seductores, un abrazo colectivo en el que nadie pregunta al vecino de dónde proviene, cuál es el color de su piel, cómo reza o a quién ama, sino de qué manera se sustancia su talento. La iniciativa sonaba casi utópica cuando Peter Gabriel la puso en marcha, allá por 1982, en Reading, pero hoy goza de un reconocimiento incuestionable allá por donde acontece.

Ninguna otra ciudad del mundo, salvo la británica, puede presumir de tantos WOMAD a sus espaldas como Cáceres, que se ha erigido en capital internacional de la música, la tolerancia y la multiculturalidad.